¿Qué sucede cuando una dictadura brutal intenta borrar las huellas del secuestro, tortura y desaparición sistemática de ciudadanos?

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO DE DISPOSITIVO MEMORIAL TRANSMEDIA

BUENOS AIRES, ARGENTINA, 2015-2017

+ INFO

EL CAMPITO

Desde 1976 hasta 1983 Argentina estuvo bajo el gobierno de una dictadura brutal que llevó a cabo un plan sistemático de secuestro, tortura y desaparición de adversarios políticos y civiles en todo el país. Más de 500 centros de detención ilegales fueron establecidos en lugares varios (instalaciones militares, estaciones de policía, talleres de reparación de automóviles, edificios corporativos, plantas industriales, entre otros), fundiéndose con el paisaje urbano cotidiano de una realidad “normalizada” por las armas. Uno de los centros trágicamente famosos es Campo de Mayo, donde más de 5000 personas fueron secuestradas y llevadas a la fuerza. Sólo unos pocos sobrevivieron.

De 2015 a 2017 un equipo interdisciplinario llevó a cabo la reconstrucción virtual de El Campito, el centro de detención clandestino que operaba -junto a tres maternidades ilegales- en el predio militar de Campo de Mayo. Este centro fue demolido a fines de 1978 para ocultar evidencia material de los crímenes de la dictadura y prevenir condenas judiciales.

Gracias a los testimonios de los sobrevivientes y al trabajo de reconstrucción forense de dos años por parte del equipo interdisciplinario de programadores, diseñadores, cientistas sociales, museólogos y estudiantes voluntarios, hoy es posible visitar digitalmente el centro de detención clandestino desde cualquier lugar del mundo.

El dispositivo ha sido incorporado como prueba material en la Mega Causa Campo de Mayo por crímenes de lesa humanidad, y el equipo continúa trabajando en un proyecto de ley para la creación de un sitio de memoria en las instalaciones.

_
Este proyecto se llevó adelante en el marco de un grupo de investigación interdisciplinario integrado por Investigadoras y voluntarias de la Universidad Nacional de San Martin, la Universidad de General Sarmiento (Dra. Virginia Vechiolli y Dr. Francisco Suárez), y Huella Digital (Facultad de Arquitectura y Urbanismo de Buenos Aires).